Pensamiento Creativo

La gente parece tener la idea equivocada de que sólo un selecto grupo es capaz de desencadenar un flujo constante de genio creativo. Eso no es cierto en absoluto. El hecho es que la creatividad es muy parecida a un músculo que necesita ser ejercitado con el fin de obtener grandes resultados consistentemente. Si no practicas haciendo uso del pensamiento creativo, esta habilidad se atrofia y cae en inexistencia. Pero mantente trabajando esta habilidad y pronto vendrá a ti en un instante.

Entonces, ¿cómo dar rienda suelta a tu pensamiento creativo? Bueno, lo primero es convertirte en una sanguijuela humana. No, no estamos hablando de chupar la sangre de cada ser vivo disponible, estamos diciendo que debes tomar tanto conocimiento y aprendizaje como puedas encontrar. Lee todo lo disponible – bueno y malo, y mantén tu mente abierta a las infinitas posibilidades del universo. Cuanto más sepas más querrás saber y más será ejercida tu capacidad de asombro. Prepárate para ser sorprendido por los hechos pequeños que añaden un poco de color a tu vida.

Céntrate en una actividad creativa todos los días. Sí, es un esfuerzo. Incluso garabatear es una actividad creativa. No dejes que nada te obstaculice. La estupidez puede ser una actividad creativa, pero para las personas que están comenzando a liberar un poco de pensamiento creativo en sus vidas, es útil y alentador tener pruebas concretas de que, “eh, lo que estoy haciendo es ir a algún lado”.

Así que ¿por qué no lo intentas? Practica dibujando un par de minutos cada día. Lleva tu cámara vieja y empieza a sacar fotos como loco. Lleva un diario y haz un espacio para escribir en él religiosamente. Otra idea interesante es escribir sobre algo describiéndolo con tus cinco sentidos.

Trata de evitar los adjetivos vagos como “maravilloso”, “sorprendente” y “delicioso”. Antes de que te des cuenta habrás construido un pequeño portafolio y te sorprenderás por el crecimiento que has emprendido después de reunir todas las obras de arte. Quién sabe, realmente podrías tomarle el gusto a las cosas que haces todos los días. Muy pronto las cosas se convertirán en una parte de ti y serás adicto a estos ejercicios creativos.

Piensa fuera de la caja – o no. A veces, las limitaciones son en realidad una cosa buena. Las limitaciones te disciplinan para trabajar dentro de tus medios. Te permiten contar con más recursos. La libertad creativa es grandiosa, pero las limitaciones te imponen disciplina.

Intenta algo nuevo todos los días y deja que tus experiencias amplíen tu perspectiva. Explora un nuevo barrio en tu vecindario. Pasa una tarde en un museo en el que nunca antes habías estado. Charla con alguien en el autobús. Ábrete a la gente a tu alrededor. A medida que te empujas tu mismo fuera de tu zona de confort más y más cada día, tu sentido de aventura crece y también lo hace tu entusiasmo por la vida. Piensa en ello. ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez? Si ha pasado un tiempo, te digo, que has estado perdiendo un montón de experiencias que podrían haberte añadido crecimiento emocional, mental, físico o espiritual. ¿Por qué no intentas el salto de caída libre hoy? No sólo aprenderás sino que también tendrás un montón de historias para compartir, lo que te permitirá practicar tus habilidades de narración de historias y hacerte el alma de la fiesta.

Acepta la locura. No, no hasta el punto de prácticamente ser admitido en la sala de un hospital mental. Como John Russell dijo una vez, ” la cordura calma, pero la locura es más interesante.” ¡Exactamente! Cada pensamiento creativo alguna fue vez considerado una locura por otras personas “normales” en un momento u otro. Afortunadamente, eso no impidió a los genios creativos ponerse delante de ellas. La cosa es que la cordura o ser normal limita a la gente para pensar… Bueno, normalmente. La lucidez mental limita. La creatividad es esencialmente romper las barreras. Sí, esto incluye lo estrafalario y lo completamente extraño.

No estoy diciendo que tú mismo debes desarrollar una personalidad creativa. Eso podría volverte loco. Un ejemplo de una personalidad creativa sería George Washington, que a menudo entró en la batalla desnudo, o de James Joyce, que escribió “Dublineses” con el jugo de escarabajo porque sentía un miedo intenso a la tinta, o Albert Einstein, quien pensó que su gato era un espía enviado por su rival (o pensando creativamente en este caso, el término sería probablemente “archienemigo”.) Es importante que tu creatividad no te aleje del mundo real totalmente.

Espero que este artículo te haya inspirado para comenzar a pensar más allá de tus “límites”. Si sigues estos pasos pronto vas a vivir una vida llena de aventuras interesantes. Liberar tu pensamiento creativo te traerá un nuevo entusiasmo para vivir la vida.

¿Te Gusta Esta Página? ¡Subscríbete A Nuestro Boletín Gratis!


*Mi intención es inspirar a las personas para que descubran que la felicidad y la abundancia es la condición normal y natural de todos los seres humanos, y que existen recursos, personas y procesos que las pueden ayudar a transformar sus vidas para bien. *Soy venezolana * Maestra de Educación Básica *Estudiante de la Ley Espiritual

Advertisement