La bicicleta fija ¿vertical o reclinable?

Entonces, estás en la tienda a punto de comprarte una bicicleta fija para ejercitarte, y de repente tienes que elegir ¿vertical o reclinable? Estos son los dos estilos de bicicletas fijas disponibles en el mercado hoy en día. Cómo elegirla dependerá de unas cuantas cosas como tu presupuesto, el espacio disponible y qué es lo que encuentres más cómodo para ejercitarte.

Las bicicletas verticales

Se trata de las bicicletas más antiguas, si piensas en una bicicleta fija piensas en las bicicletas verticales, todo el mundo está familiarizado con esta bicicleta. Típicamente son utilizadas igual que una bicicleta de ruta normal y están diseñadas para emular la experiencia de pedalear al aire libre. Por ejemplo puedes simular un pedaleo en cuestas o con obstáculos con solo aumentar la resistencia o con pedalear más rápido.

Uno de los puntos en contra para muchos es el tipo de asiento de esta bicicleta. Si nunca antes has pedaleado o no lo haces desde hace mucho tiempo lo más probable es que te sientas un poco incómodo, especialmente en sesiones más largas. No es algo que te aleje de este ejercicio ya que con una semana o dos que lo hagas regularmente te acostumbrarás.

A favor podemos decir que ocupan poco espacio y por eso son populares ya que pueden guardarse en cualquier lugar, pero además al ser más compactas se utilizan menos materiales, lo que se traduce en un precio más bajo de compra.

Las bicicletas reclinables

Lo más probable es que muchos no conozcan este tipo de bicicleta. Se trata de una bicicleta en la que tus pies están por delante tuyo, que tienen un asiento con respaldo y que no tienen manillar. La ventaja es justamente el asiento similar a una silla, que es mucho más cómodo y amplio que el de las bicicletas verticales. Con este tipo de bicicleta te sientas bien abajo y extiendes tus piernas adelante de ti en vez de abajo como con el otro modelo de bici. Mucha gente prefiere esta manera de entrenar por ser más cómoda.

En contra hay que decir que son de un tamaño mucho mayor por naturaleza y tienen usualmente más accesorios que su contraparte, por lo que comúnmente suelen costar un poco más de dinero. Sin embargo, los beneficios fácilmente compensan el precio.

¿Cuál es mejor?

Poniéndolas una a la par de la otra te darás cuenta fácilmente de sus diferencias y similitudes. La verdad que no hay una que sea mejor que la otra, pero sí hay puntos que tienes que considerar. Aquí entran en juego la experiencia con el uso, los niveles de comodidad, el tamaño y las propias posibilidades de almacenamiento. El mejor consejo que puedo darte es que te subas a las dos y las pruebes, de allí saldrán tus impresiones sobre cuál es mejor para ti.

Siempre recuerda cuál es tu objetivo y asegúrate de tomarte el tiempo para investigar apropiadamente. Por lo demas, una bicicleta fija es siempre una buena alternativa a considerar a la hora de hacer de tu estilo de vida, uno mucho mejor.

¿Te Gusta Esta Página? ¡Subscríbete A Nuestro Boletín Gratis!

Advertisement