Ejercicio en cinta de andar para principiantes

Las cintas de correr están entre nosotros desde hace muy muchos años ya. Desde una superficie de rodillos plana empujada manualmente su diseño ha llegado hasta las últimas ofertas motorizadas con tecnología de absorción de impactos, paneles de display led, monitores de ritmo cardiaco y hasta algunas rutinas de ejercicios programables que simulan un entrenamiento en cuestas o colinas.

Hay un número importante de beneficios por los que conviene tener una cinta de andar. Primero que nada está la conveniencia, la cinta está en tu casa, disponible 24/7 y sin importar el clima que hace afuera puedes utilizarla. Los modelos actuales son normalmente muy silenciosos así que si vives con alguien incluso no molestan, algunas pueden plegarse si hay problemas de espacio y se puede monitorear nuestro corazón mientras entrenamos, algo que es muy importante a la hora de hacer nuestros ejercicios de cardio.

Las cintas y su papel en la pérdida de peso

Para aquellas personas que están buscando un gran ejercicio para bajar de peso, la cinta es una de las mejores. Te permitirá elevar tu ritmo cardiaco a un nivel en que puedas comenzar a eliminar grasa corporal y podrás hacerlo en un ambiente controlado. La cinta de correr viene con un display que entre otras cosas posee un control estimado de las calorías consumidas durante el ejercicio, otro punto fuerte a la hora de adelgazar.

A continuación te dejaré un par de ejercicios para hacer en la cinta de correr que te permitirán comenzar a conseguir resultados desde la primera sesión de ejercicios que hagas sobre ella para perder peso. Como un condimento agregado establece la inclinación de la cinta en un uno por ciento para simular la resistencia del viento y que la experiencia sea como si estuvieras al aire libre.

Ejercicio número uno.

Para la primera rutina realiza un calentamiento de diez minutos. Asegúrate de que tu ritmo cardiaco no se exceda del 60% de tu frecuencia cardiaca máxima durante este periodo de calentamiento. Luego del calentamiento incrementa la intensidad por un minuto al 70-80%, luego recupérate por dos minutos bajando un poco el ritmo. Repite esta serie de un minuto al 70-80% de tu frecuencia cardiaca máxima con dos minutos de recuperación activa al menos diez veces, para un total de 30 minutos. Al terminar enfria otros diez minutos.

Utiliza esta rutina para incrementar tu estado físico. No tienes que hacerlo al máximo de tu capacidad para empezar, ni mucho menos si eres principiante. Realiza esta rutina a tu manera. Luego, en la medida que ganes estado físico aumenta la intensidad cada vez un poco más.

Rutina número dos.

Para el segundo ejercicio en la cinta repite el calentamiento anterior de diez minutos. Este será un entrenamiento más para personas avanzadas o con cierta experiencia sobre la cinta. Una vez que hayas calentado bien realizarás un sprint (una corrida a toda velocidad) durante 10 segundos. A continuación reduce la velocidad de la cinta para trotar lentamente durante 20 segundos. Apunta a hacer 20 de estos intervalos para comenzar, y luego ve aumentando hasta llegar a los 20 minutos entrenando de esta manera. Te repito, este es un entrenamiento más avanzado e intenso, por lo que será más duro para tu cuerpo.

En cualquiera de los dos casos no hagas este tipo de entrenamiento dos días seguidos, dale tiempo para que tu cuerpo se recupere haciendo otro tipo de ejercicio o actividad. Unas clases de kickboxing pueden ser una gran alternativa que también puedes hacer en casa con una serie de dvd´s si lo prefieres.

Todos los aparatos de ejercicios te darán resultados, en la medida en que los utilices regularmente y añadas un tipo de alimentación saludable. La cinta de andar no es la excepción. Por el contrario, es una de las mejores alternativas para mejorar nuestro cuerpo.

Advertisement