Cómo Pedir al Universo

Cómo Ordenar al Universo

El universo en que vivimos funciona muy parecido a un restaurante corriente. Entras, decide lo que quieres, lo ordenas, lo recibes y lo asimilas.

Desafortunadamente, mucha gente no parece saber cómo realizar un orden. Francamente algunos son ineptos en eso. Entran en el restaurante, se comportan como completos idiotas y terminan hambrientos y decepcionados. Luego se quejan del restaurante y hacen una serie de críticas negativas, a pesar del hecho de que el restaurante ha recibido comentarios muy favorables de los críticos gastronómicos más experimentados.

El Restaurante Universal

No podría decirte cuántas veces me he encontrado gente que establece metas como: “Quiero una pareja romántica”, o “Quiero un trabajo estable que me pague más dinero”, o “Quiero perder peso”. Ya he oído bastantes tonterías por el resto de mi vida. Ya llegué al punto en el que voy a llevar una pistola de agua y a dispararle en los ojos a la gente que me diga cosas como esas.

Esos son objetivos estúpidos. No pierdas tu tiempo en ellos. Y definitivamente no me los digas al oído.

Establecer objetivos como esos equivale a caminar en un restaurante y proclamar: “Tengo hambre. Quiero un poco de alimento.”

En primer lugar, la gente te mirará como si fueses un idiota. Sólo hacen eso porque lo eres.

En segundo lugar, no te darán comida.

Si tienes suerte, alguien podría entregarte una carta y preguntarte qué es lo que deseas ordenar. Puedes ordenar fuera del menú o puedes inventar algo creativo, pero en cualquier caso tienes que ser específico. Si te quedas parado ahí pidiendo comida, permanecerás hambriento.

¿Esto es lo que está pasando en tu vida ahora mismo? ¿Estás parado en el Restaurante Universal esperando que tus deseos se manifiesten y sólo recibes estática como respuesta? ¿La razón podría ser que los meseros no pueden adivinar qué diablos estás tratando de pedir realmente?

El Universo es extremadamente eficiente para cumplir con tus deseos – pero sólo si tienes los medios para decidir y ordenar lo que tu quieres. Si no puedes hacer eso – y no importa cuántas excusas tengas – seguirás padeciendo hambre.

A veces, el universo hará un intento de traerte lo que pides. Tú lo rechazarás luego porque, aunque es lo que pediste (algo tan general como una “pareja romántica”) no es lo que realmente quieres. Tal vez el universo lo intente unas cuantas veces más y tú continúes devolviendo lo que te trajo. Así que finalmente se da por vencido, concluyendo que eres un cliente irracional y que es mejor gastar su tiempo y energía sirviendo a los clientes que saben cómo hacer un pedido correctamente. Dice: ” ya está bien por ahora. Llámame a tu mesa cuando hayas descubierto lo que realmente quieres”.

Cómo Ordenar

Haces un pedido cada vez que fijas tus metas e intenciones. No pidas, “Por favor, ¿Podría yo…?”. Simplemente ordena, al igual que lo harías en un restaurante. Di: “Quiero tener…” y luego cree que has recibido lo que pediste.

No seas tímido, cobarde o inseguro. Sólo formula tu pedido y espera conseguirlo. Si fallas en esto no habrá sopa para ti.

Tómate todo el tiempo que quieras para decidir qué vas a ordenar, pero cuando ordenes algo acepta lo que has pedido y sabe que lo vas a recibir. Podrías sentir algún remordimiento cuando lo que compraste no es tan bueno como lo esperabas, pero eso está bien. Recíbelo de todos modos. Siempre habrá otras comidas, otros pedidos. No todo lo que recibas te sabrá como una ambrosía.

Se Específico Al Pedir Lo Que Quieres.

No pidas más dinero. Si quieres 50.000 dólares en efectivo entonces ordena 50.000 dólares en efectivo. No lo pidas. Ordénalo.

No pidas un mejor trabajo. Si quieres ser un famoso editor de blogs que viaja por todo el mundo, que recibe invitaciones para las principales ferias de moda y que tiene 500.000 lectores mensuales, entonces ordena eso.

No pidas una pareja romántica. Si lo que quieres es una novia fanática de la tecnología y del Internet, vegetariana, bisexual, felizmente desempleada, que le encante viajar, entonces ordena eso. Ordena lo suficientemente fuerte como para que el camarero te pueda escuchar, y la gente de las mesas cercanas dirán: “Yo no sabía lo que había en el menú. Voy a ordenar uno de esos también… con una rodaja de limón.”

Una de las mejores maneras de conseguir lo que realmente quieres es aprovechar tu mejor opción y ordenarla. Una vez que obtienes lo que pides es posible que no resulte bien del todo. Ese contraste entre lo que recibiste y cómo te sientes al respecto te dará una mejor idea sobre lo que realmente quieres. A continuación, puedes hacer una estimación mejor y hacer otro intento de realizar una orden.

A medida que repites este proceso vas aclarando poco a poco qué es lo que realmente deseas en lo más profundo de ti. Y entonces tienes la oportunidad de recibirlo y vivirlo plenamente.

Date cuenta de que se trata de un proceso repetitivo. No seas un perfeccionista. Eso es como si te sentaras en un restaurante durante horas tratando de decidir lo que quieres mientras los camareros impacientes periódicamente llenan tu vaso con agua y te presionan para que pidas algo. Es sólo una comida, así que toma una decisión, hártate, y sal de ahí. Incluso si resulta inferior a lo que esperabas, habrá muchas otras comidas. La mala comida ocasional es inevitable.

Cómo Ser Un Idiota Que No Puede Ordenar En Un Restaurante

¿Qué sucedería si cambias tu pedido antes de recibirlo? Lo mismo que sucedería en un restaurante real. ¿Qué pasaría si agarraras al camarero y cambiaras tu orden antes de que llegue? No hay problema, pero tendrías que esperar aún más tiempo debido a que el camarero tiene que cancelar la orden original y luego presentar otra nueva. Y si sigues haciendo eso una y otra vez el camarero se enojará y nunca recibirás la comida. ¿Has estado haciendo algo así en la vida real? Azul… no rojo…!no azul! ¡Ahhhh!

¿Qué pasaría si ordenaras algo y luego después que lo consigues no te gusta? Lo puedes comer de todos modos o puedes regresarlo. De cualquier manera habrá otras comidas. Siempre puedes hacer otro pedido. Aprende de la experiencia y haz lo mejor que puedas para hacer una elección más inteligente la próxima vez. Puede que necesites una muestra de algunos artículos del menú para averiguar lo que te gusta y lo que no te gusta. Tu primer pedido en cualquier restaurante nuevo muy bien puede ser tu peor experiencia allí.

¿Qué pasa si te quejas de la manera en que funciona el sistema? ¡No es justo! ¡No puedo entender qué es lo que quiero! ¡Estoy yendo y viniendo entre dos posibilidades! ¡Deja de presionarme! Eres libre de hacerlo pero el sistema te tratará como a un idiota. Una vez más, eso es sólo porque lo eres.

Si te quejas amargamente del sistema este no va a funcionar para ti. Si no puedes seguir reglas simples, el sistema te tratará como a un cliente idiota hasta que averigües por qué.

Estas son las reglas: Decide lo que quieres, ordénalo, recíbelo, y asimílalo. No es tecnología para construir cohetes. No lo hagas complicado. Es más fácil seguir las reglas de lo que es romperlas. Hasta un niño puede hacerlo.

Tu Elección

A pesar de los inconvenientes obvios, eres libre de comportarte como un cliente idiota cada vez que quieras. Eres libre de hacer una petición vaga. Eres libre de cambiar de opinión cada 5 minutos. Eres libre de rechazar tu pedido después que llegue. Pero por supuesto, todas esas acciones tienen consecuencias. Si te comportas estúpidamente obtendrás resultados estúpidos.

Eso no es un problema técnicamente hablando. El Restaurante Universal es lo suficientemente fuerte como para manejar gente como tú. Te trata sin prejuicios. Sin embargo, no tendrás una experiencia muy buena y al final te sentirás decepcionado con la comida y/o el servicio. Otros miembros de tu grupo también se sentirán decepcionados ya sea con el restaurante o contigo personalmente. Ninguna persona en tu mesa la pasará bien a menos que tú ordenes correctamente. Si arruinas todo, arruinarás la velada de todo el mundo.

Sin embargo, este restaurante es perfectamente capaz de preparar las comidas de alta cocina más increíbles que jamás hayas podido imaginar. Sólo tienes ordenar correctamente. Se específico. Se claro, directo y seguro. Se audible. Y no cambies de opinión después de haber hecho tu orden.

Cuando recibas tu pedido, acéptalo con gratitud. Huélelo. Saboréalo. Disfruta cada bocado delicioso. Compártelo con otras personas en tu mesa a las que les gustaría probarlo, y también prueba alguno de sus alimentos. No es perfecto, pero es mejor que pasar hambre. Aprende de la experiencia, y permítele formar parte de tus futuras decisiones para hacer pedidos. Con el tiempo te convertirás en un conocedor experto del Restaurante Universal.

Trabaja con las normas del Restaurante Universal para disfrutar de las mejores comidas de tu vida. No te quejes amargamente contra el sistema. No seas un cliente despistado. Y no publiques comentarios negativos al respecto en línea.

Nota: El Restaurante Universal no se debe ser confundido con El Restaurante En El Fin del Universo** (Sé que eso era lo que estabas pensando)

**Nota del traductor: El Restaurante En El Fin del Universo es una obra de ciencia-ficción escrita por Douglas Adams en 1980

Fuente: StevePavlina.com


*Mi intención es inspirar a las personas para que descubran que la felicidad y la abundancia es la condición normal y natural de todos los seres humanos, y que existen recursos, personas y procesos que las pueden ayudar a transformar sus vidas para bien. *Soy venezolana * Maestra de Educación Básica *Estudiante de la Ley Espiritual

Advertisement

8 Responses to “Cómo Pedir al Universo”

  1. MARICELA

    abr 28. 2011

    gracias por enseñarme a ser mis opeticiones ahora se como se hacen las cosas mil gracia le voy a pedir y ordenar al universo con amor, gracias por que esta concedido

  2. Matias

    sep 07. 2011

    cuando se pide , se puede pedir con nombre y apellido por ej, quiero seguir creciendo y amando a mi pareja maria , o puede pedir que maria me ame ?

  3. betovhen

    feb 06. 2012

    Es la mejor definicion que visto en mucho tiempo, Sin pasearme, Sin ventas de modulos,…
    Gracias!!!

  4. nena

    jul 05. 2012

    excelente planteamiento, claro, conciso y fuerte!! felicitaciones

  5. Ginna

    ago 06. 2012

    Me encanto, realmente me doy cuenta que no he sabido pedir de forma adecuada al universo

  6. Mayrilin Vargas

    sep 21. 2012

    Bueno Matias pedir que
    maría te ame de seguro puede que funcione, pero he aprendido que esta afirmación
    no es correcta pues todos tenemos libre albedrio y no puedes tener a alguien porque
    es lo q pidas todos los días, no estás siendo justo con ninguno de los dos. ¿Qué
    te queda para ti?, una persona que está a tu lado porque te ama o porque es lo
    que tú has deseado para tu vida? te recomendaría pedir que maría sea tan feliz
    como pueda serlo. Esa es la mayor demostración
    de amor que puedas dar…

  7. Anibal Fuentes Pérez

    feb 13. 2013

    Excelente!! Muy buena manera de plantearlo con el ejemplo del restaurante. Entonces no tendría que pedir, sino ordenar “Ganar los 8 millones de euros que la Lotería sortea mañana”?
    Buen articulo, Saludos y gracias por compartir esto.

  8. marcos

    abr 21. 2014

    Ósea y lo que pida o ordene lo pido de forma reiterativa o lo pido una vez y listo

Leave a Reply